Diferencia y comparación entre microinversores e inversores centralizados

 

Si estas considerando instalar un sistema de paneles solares en tu hogar, una de las decisiones claves que vas a tomar es el seleccionar qué tipo de inversor instalar. Examinemos los tipos de opciones de inversores que actualmente están disponibles para tu sistema de energía.

3 tipos de inversores

Cuando estas en la mira de un sistema solar, existen tres diferentes opciones de tecnología de inversores de donde escoger:

  • Inversores centralizados
  • Microinversores
  • Optimizadores de energía

De las tres opciones, los inversores centralizados son por mucho la opción más común globalmente, que comprende la gran mayoría del mercado inversor del mundo. 
 

Los inversores centralizados 

Internacionalmente, hay una gran cantidad de compañías que fabrican este tipo de inversores. Las compañías de instalaciones solares generalmente te van a ofrecer un sistema que usa un inversor centralizado si tu techo no está sombreado a ningún punto durante el día y no encara en múltiples diferentes direcciones. 

¿Cómo funcionan?

Tus paneles solares están atados a ‘cuerdas’ que alimentan la energía que producen a un solo inversor. Después el inversor transforma la energía producida por los paneles en electricidad de corriente alterna.

La tecnología de inversores centralizados se ha utilizado por décadas. Es una tecnología probada y verdadera, pero no es apta para ciertos tipos de instalaciones. Incluso si uno o más de tus paneles solares son probables a ser sombreados durante cualquier hora del día, la salida de potencia de la cuerda entera será reducida a su nivel. Similarmente, si tus paneles solares son instalados sobre un techo con múltiples planos y/o encarando a diferentes direcciones, un inversor centralizado no podría ser una buena opción.

Una de las razones más comunes para que un panel produzca menos energía o deje de producirla, es la sombra que crean objetos cercanos. Si tu techo es propenso a las sombras en cualquier hora del día o en ciertas temporadas, puedes remover el objeto que crea esa sombra o instalar los paneles donde no sean propensos a estas.
 

Los microinversores

Los microinversores están ganando popularidad rápidamente, para sistemas solares residenciales en particular. Por el momento los microinversores tienden a ser la opción más costosa, pero a medida que se vuelven más comunes, es anticipado que su costo bajará.

¿Cómo funcionan?

Los microinversores convierten la electricidad de corriente directa de tus paneles solares a corriente alterna a nivel del panel, sin necesidad de un inversor central separado. Si tu sistema usa microinversores, tendrás un microinversor instalado en cada panel solar. En muchos casos están integrados en el mismo panel solar, pero también pueden ser montados a un lado del panel sobre el sistema de montaje.

Una de las mayores ventajas de los microinversores es que mitigan los impactos negativos de sombreado parcial o completo. Dado que la conversión de electricidad de corriente directa a alterna toma su lugar en cada panel, no existe un embotellamiento cuando un panel produce poca o nada de electricidad.

Los microinversores también te permiten monitorear el rendimiento individual de los paneles solares.


Los optimizadores de energía    

La popularidad de los optimizadores de energía también ha crecido rápidamente en los últimos años. Ofrecen muchos de los mismos beneficios que los microinversores, pero tienden a ser ligeramente menos costosos. Por esta razón, un sistema solar que usa optimizadores de energía puede ser visto como un compuesto entre microinversores e inversores centralizados.

¿Cómo funcionan?

Como los microinversores, los optimizadores de energía están localizados en cada panel, usualmente integrados en los mismos paneles. Sin embargo, en vez de convertir la electricidad de corriente directa a electricidad de corriente alterna en ese momento, los optimizadores de energía condicionan la electricidad de corriente directa antes de mandarla a un inversor central. Esta aproximación resulta en una eficiencia en niveles más altos que con un inversor centralizado convencional.

Las ventajas de los optimizadores de energía es que mitigan los impactos negativos de sombreado parcial o completo y monitoreo al nivel del panel, al igual que los microinversores. Sin embargo, los sistemas solares que usan optimizadores de energía son aún más accesibles que los que usan microinversores.