Subastas: Cómo funcionan en el mercado eléctrico en México

Un panorama general: ¿Cómo se comporta el mercado actual de energía en México?

Hasta el día de hoy, para usuarios finales residenciales y comerciales, el único suministrador de energía es la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y esta a su vez puede comprar la energía que le va suministrar a los usuarios finales a cualquier generador en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

4043132a-d8e5-4ce1-9005-c6149dd04d73.jpg

CFE ofrece al usuario final una tarifa que incluye el costo de la energía que le compró al generador, además de otros conceptos operativos del manejo de energía (como la capacidad, servicios conexos, transmisión, distribución, CELs, etc), a todo eso podemos agregarle la utilidad de CFE suministro, menos algunos subsidios determinados por SHCP.

¿Qué son las subastas eléctricas?

En pocas palabras, podríamos decir que son licitaciones de contratos a largo (también las hay de mediano) plazo en donde distintos generadores de energía compiten por vender energía a CFE suministro, siguiendo los lineamientos del MEM buscando quién venda la energía lo más barato posible.

¿Qué ha resultado de las subastas?

3 subastas exitosas han ocurrido hasta el momento, con precios ofrecidos en las subastas que pasaron de 45.6 a 33.47 y hasta 20.84 dólares en promedio por megawatt/hora (MWh), que es la forma en que se mide la energía entregada.

Si consideramos que CFE tenía costos máximos de generación de hasta 100 dólares por MWh, con promedio de 45 dólares, los costos de generación de 20 o 30 dólares por MWh significarían ahorros del 30-60% en costos de generación de electricidad. Debemos tomar en cuenta que el costo de la energía que CFE suministro paga es actualmente cerca del 63% del costo final de la tarifa, significando que los usuarios finales tendrían un ahorro del 13-19% de tarifas finales (en un mundo utópico).

¿Qué ventajas tienen las subastas? 

  • El costo de inversión inicial de CFE generador es amortizado en el tiempo de contrato dentro del precio de la energía vendida.

  • La creación de ahorros para CFE Suministro, que (en papel) se deberán ir traduciendo en precios bajos al usuario final.

  • Grandes inversiones sin riesgo para el Estado o CFE suministro.

  • Generar confianza en el sector energético, empujando más proyectos solares y eólicos.

clouds-electric-electricity-918986.jpg

Pero, ¿Dónde se encuentran hoy en día las subastas y cuál es su futuro?

Las tres primeras subastas se realizaron en tiempo y forma, pero la administración federal anterior retrasó la publicación de resultados de la cuarta, que el nuevo gobierno terminó por cancelar sin justificación. Además, se ha repetido en discursos que ya no se comprará energía y la generará toda la CFE Generación.

¿Es posible que la CFE pueda generar a costos tan bajos como los de las subastas? En teoría sí, en general CFE ha sido exitoso en la adaptación a nuevas tecnologías. Sin embargo, las subastas no la limitan para generar y adaptarse, sino que le da oportunidad de intentarlo y ser eficiente, o en su caso obtener la energía de quien la genera a menor costo.

 

Palabras finales

Consideremos que ya no estamos hablando de CFE como única entidad en el mercado, ahora existen más de una (9 empresas subsidiarias y 2 empresas filiales). Nos enfocamos únicamente en la suministradora y  generadora, 2 unidades de negocio que deben de ser rentables por sí mismos.

Existen 2 escenarios:

1. Continuar con las subastas y que CFE suministro tenga garantizada energía más barata del promedio para que en el peor de los caso, no aumenten las tarifas hacia el usuario final. A grandes rasgos, reducir costos y poder subsanar deudas y generar utilidades. Esto significa que CFE Generación tendría que invertir en sus plantas generadoras o en nuevos proyectos para mejorar sus costos y competir con el mercado privado.

2. Empujar al “monopolio” de Generación, y le llamo “monopolio” por que hoy en día sólo existe un suministrador de servicios básicos (suministrador para usuarios domésticos y comerciales) el cual es CFE, y más del 97% de los usuarios en México siendo domésticos y comerciales, hay un gran mercado cautivo que depende de CFE suministrador, y el costo de su materia prima (la energía eléctrica).

Aquí simplemente se beneficia el subsanar deudas y generar utilidades a CFE Generación, sacrificando los costos de CFE suministro, o las tarifas que estos costos generan, que en el peor de los casos, sacrificarían los gastos del usuario final.